Grave delito internacional: el espionaje PIRATA contra Argentina



Milani, igual que Galtieri, no sirve para lo que le pagan: el espionaje inglés le hizo un gol de media cancha.

Ayer y hoy, los militares represores no sirven para cumplir su rol profesional, sino para espiar y reprimir a políticos y obreros argentinos.

Para qué sirven sus 1400 espías, sus $500 millones de presupuesto y los sofisticados aparatos informáticos que le regaló el gobierno.

Toda esa parafernalia, sumada al Proyecto X y la AFI del señor Pocino sólo sirven para espiar criollos.

Las revelaciones de Edward Snowden sobre el espionaje inglés a la Argentina desnudan el falso nacionalismo del gobierno.

Si fuéramos un país con dignidad deberíamos llamar a la embajadora Castro y pegarle un tirón en las entretelas al embajador inglés.

Un primer paso para romper relaciones diplomáticas con el Reino Unido.

Una advertencia a Estados Unidos que apoyó a sus socios británicos en un delito grave: el espionaje total contra Argentina.

Es llamativo que ni el gobierno, ni la oposición, ni la prensa comercial, ni la “militante”, sugieran medidas drásticas ante este nuevo ataque pirata.

La revelación del espionaje generalizado sobre Argentina se da el mismo día en que anuncian que hay petróleo en Malvinas.

Ya que no podemos hacer la guerra, que sería lo digno, expropiemos sin compensación a las empresas británicas. Empezando por el Banco Barclays.

Dejemos de darle a la City de Londres y a Wall Street el poder de manejar una deuda odiosa y tan inmoral como este espionaje.

Esa sí, sería una medida “nacional y popular” que unificaría a toda la nación.

Es lo menos que podemos hacer en homenaje a todos los chicos que cayeron combatiendo –sin un mando digno- a los colonialistas.

Es lo menos que podemos hacer en homenaje a los pioneros que, como el inolvidable Dardo Cabo, clavaron nuestra bandera en Malvinas.

Y si no vamos a hacer nada de esto, no repitamos las payasadas retóricas de siempre: “las recuperaremos en paz, etc”.

No pongamos a un blando como Filmus, al frente de un organismo que necesita un patriota decidido.
Ilustremos y movilicemos al pueblo argentino en contra del colonialismo, el imperialismo, el racismo y el saqueo de nuestros recursos naturales.

Denunciemos ante la comunidad internacional este nuevo ataque de los colonialistas, que no cesan de amenazar con su carrera armamentista y tomemos todas las sanciones posibles (políticas, diplomáticas y económicas) que tengan un costo severo para ellos. Sólo así se logrará una verdadera y durable unidad nacional.

Miguel Bonasso
Buenos Aires, 3 de abril de 2015

seguir en redes sociales

facebook

twitter

LIBRO ELECTRÓNICO

OTRAS OPCIONES DE E-BOOK

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...