La simple verdad judicial frente a las mentiras de Reato


En una insólita persecución extraperiodística y extrajudicial, Ceferino Reato ha mentido y sigue mintiendo sobre mi testimonio ante el juez federal Ariel Lijo, en la Causa Rucci. Primero dijo que no me había presentado a declarar, cuando interpuse un documento de impugnación a preguntas capciosas y policiales de la querella (Aníbal y Claudia Rucci). 

Ahora, cuando concurro a declarar porque el juez Lijo reconoce que mi denuncia sobre la persecución tiene fundamento, Reato sale a decir que “delaté” a Mario Eduardo Firmenich en sede judicial. Una mentira total que lo descalifica como periodista.

Ejerciendo mi derecho a réplica reproduzco dos documentos oficiales del juzgado federal número 4, a cargo del doctor Lijo, que no dejan lugar a dudas: el primero es la resolución del tribunal excluyendo a la querella de la audiencia del día de la fecha, por la persecución extrajudicial de la que me están haciendo objeto; el segundo, es mi declaración completa ante el juez Lijo, donde –por supuesto- no delato a nadie sino que revelo lo que hay –políticamente hablando- detrás de tanto macartismo.

A continuación el texto del Dr. Lijo sobre la exclusión de la querella en la audiencia del día de hoy, 5 de marzo de 2015:








El texto completo de mi testimonio:

Poder Judicial de la Nación

///la ciudad de Buenos Aires, a los 5 días del mes de marzo de 2015, comparece ante S.S. y Secretario Actuante, una persona previamente citada. A quien se le hace saber que se le recibirá declaración testimonial en autos. Requerido por S.S. a fin de prestar declaración testimonial o juramento de decir verdad, de acuerdo a sus creencias religiosas, de cuanto supiere y le fuera preguntada, y previo a instruírsela de las penas con las cuales la ley penal reprime a quienes se pronuncian con falsedad, dándosele lectura del artículo 275 del Código Penal, manifestó: lo prometo. En este estado, S.S. le recuerda los derechos que le asisten de conformidad con los artículos 79, 80 y 81 del Código Procesal Penal que se le hicieron saber en el momento de su citación. Asimismo, se le advierte la facultad de abstenerse a declarar prevista en el art. 243 del Código Procesal Penal, del que se le da lectura y de la prohibición contenida en el art. 242 ídem que se le lee, como de las facultades compulsivas contenidas en el art. 247 “in fine” del mismo texto legal. Preguntado por S.S. a tenor del artículo 249 respondió ser y llamarse: Miguel Bonasso, de ocupación periodista. Manifestando que saber leer y escribir.-------------------------------------------------------------------------
Atento al planteo hecho por Miguel Bonasso (fs 2193) respecto del pliego de preguntas aportado por la querella (fs 2109), y considerando lo dispuesto por la Excma. Cámara del fuero (fs 2058), corresponde dar curso a las preguntas de la parte que exclusivamente se relacionen con el objeto procesal de autos, haciendo hincapié en el resguardo de las fuentes de la información aportada, si el testigo así lo solicitara.-------------------------------------------------------------------------------
Preguntado que fuera por S.S. por las disposiciones generales de la ley que en este acto se le explican, manifestó: que no le comprenden.-----------------------
Preguntado que fuera para que diga todo cuanto sepa del homicidio de José Ignacio Rucci, respondió: me enteré del homicidio estando con el ex presidente Héctor Cámpora, que había dejado de serlo un poco antes. Entro un colaborador y le comunicó que había ocurrido. Fue un momento de consternación. Estaban vecinas las elecciones donde el presidente Perón había sacado el 62% de los votos, y esto nos pareció un hecho gravísimo. Fue una cosa así como Nisman, estábamos en shock. Es un episodio que se ha mantenido bastante oscuro a lo largo del tiempo, con distintas interpretaciones y narraciones. Algunas que motivaron esta causa. Considero que ha sido buscado por algunos sectores políticos con la intención de restablecer la teoría de los dos demonios y de juzga a partir de un cambio de gobierno en diciembre próximos, lo que llaman la verdad completa (según Cecilia Pando). Es decir, que sean juzgados los genocidas y los que luchamos contra los genocidas. Teoría de la que estoy en contra. Esta querella se basa en ese propósito político. --------------------------------
Preguntado que fuera por S.S. para que diga si conoció a alguno de los autores materiales del homicidio de Rucci, respondió: no, que yo supiera------
Preguntado que fuera por S.S. para que diga si perteneció a la organización Montoneros, y durante qué período, respondió: si pertenecí. En la época en que se produjo el homicidio de Rucci yo tenía un nivel de participación muy bajo, era aspirante, el nivel más bajo, y además estaba vinculado más por tareas periodísticas (diario Noticias) que actividades de tipo militar. Mi compromiso con Montoneros aumentó a medida que empeoró la situación y cuando la dictadura se hizo más dura. Yo era más bien una figura pública, era un periodista conocido. No venía de la clandestinidad. Había sido secretario de prensa del frente justicialista de liberación, y asesor del Dr Héctor Campora en su breve presidencia y me honro con su amistad. --------------------------------------------------
Preguntado que fuera por S.S. por pedido del Dr Plo para que diga si durante su militancia conoció a integrantes de la organización que hayan formado parte de algún ámbito de gobierno nacional, provincial, municipal o de organismos descentralizados entre el 25 de mayo de 1973 y el 6 de septiembre de 1974 respondió: es probable que haya conocido alguno, pero quiero señalar a este respecto que la querella parece no haber entendido que el 20 de junio del 73 hubo un golpe de estado conocido como la masacre de Ezeiza. Esa masacre organizada desde el estado por hombres vinculados a Juan Perón, como López Rega y Osinde, que tuvo a su cargo la organización de la recepción a Perón en Ezeiza son indicios claros de un comienzo del terrorismo de estado ubicados en las antípodas de montoneros. Montoneros fue víctima de un  ataque de fuego cruzado entre el palco y el hogar escuela ubicado enfrente. Eran fuerzas del mismo signo. En el palco había militantes de la organización Nazi Concentración Nacional Universitaria (CNU) vinculados a Rucci y en el Hogar Escuela miembros del Comando de Organización (CDO). A partir de ese momento se fuerza la renuncia a la presidencia del Dr Cámpora y es así que cuando se producen las elecciones y el asesinato de Rucci en septiembre la presidencia de la república es ejercida de manera vicaria por el yerno de López Rega, Dr. Raúl Lastiri, lo cual demuestra que el control del estado nacional, lejos de estar en manos de Montoneros estaba en manos de sus más crueles antagonistas, los que pronto formaría la organización terrorista de ultraderecha Alianza Anticomunista Argentina (Triple A). -------------------------------------------
Preguntado que fuera por S.S. por pedido del Dr Plo para que diga si supo sobre la influencia de Montoneros en diferentes ministerios nacionales y/o de las provincias de Buenos Aires, Córdoba, San Luis, Santa Cruz, Salta, Mendoza, como así también en sus universidades, respondió: reitero y subrayo lo que acabo de decir. La palabra influencia es engañosa, porque sugiere alguna forma de control del poder público provincial y reitero que a partir del regreso de Juan Perón a la Argentina y el establecimiento de su jefatura única y centralizada, ningún funcionario provincial hubiera osado a actuar en contra de él. Incluso sin hacerlo, Perón promovió el violento desplazamiento de algunos de los gobernadores que habían tenido relación con la juventud peronista y lo que se llamaba Tendencia Revolucionaria, a través de actos anticonstitucionales y autoritarios como el golpe de estado que el jefe de la policía de Córdoba, el Tte Coronel Navarro, realizó contra el gobernador Obregon. Con posterioridad y debido a una ataque del ERP contra la guarnición militar de Azul fue desplazado violentamente de la gobernación de la Provincia de Buenos Aires el gobernador Bidegain, pero agregaría que el poder de los gobernadores que pudieron haber tenido simpatía por la juventud peronista debido al papel movilizador que tuvo esta durante la campaña electoral, no tenían tampoco un control político absoluto de sus provincias, absolutamente todos estaban secundado por dirigentes sindicales. La rama sindical del movimiento justicialista había impuesto, por ejemplo, en la Provincia de Buenos Aires, al metalúrgico Victorio Calabro como vicegobernador, en abierta conspiración contra el gobernador Bidegain. Sostener que cualquiera de estos gobernadores (y menos funcionarios menores) pudieran haber tenido una influencia determinante en actos como el homicidio del Dr. Rucci es un disparate histórico. Es absurdo. Sí, cualquier funcionario puede utilizar su poder para una accionar delictivo. Pero eso no es una política de Estado. Política de Estado es la de Viola, la de Videla que ocuparon la jefatura del Estado. --------------------------------------------------------------------------------
Preguntado que fuera por S.S. por pedido del Dr. Plo para que diga si entre el 25 de mayo de 1973 y el 6 de septiembre de 1974 supo de la existencia de un nuevo ámbito dentro de Montoneros llamado “de gobierno” que daba instrucciones a funcionarios públicos, respondió: no, hubo algunas reuniones esporádicas, no creo que hayan sido más de o tres antes de que asumiera la presidencia Cámpora. Después en los años 1973 y 1974 no hubo nada de eso que yo conozca. ----------------------------------------------------------------------------------
Preguntado que fuera por S.S. por pedido del Dr. Plo para que diga si entre el 25 de mayo de 1973 y el 6 de septiembre de 1974, y por motivo de su militancia, se reunió en oficinas gubernamentales, o si supo si Montoneros utilizaba bienes (autos, armas) de propiedad pública, respondió: no tengo ninguna información de nada por el estilo. En los 49 días que estuve como asesor de Cámpora no vi absolutamente nada de eso. Al contrario, recuerdo con temor que había una expectativa de la posibilidad de violencia en relación con el regreso de Perón al país. Voy a referir una anécdota personal: cuando regreso quien ejercía la subsecretaria de prensa de su viaje a España, Oscar García Rey, me dijo algo que me inquietó: que Perón no iba a ser llevado a Ezeiza, sino a la base de Morón, porque iba a haber disturbios que lo iban a impedir. De lo que sí tuve conocimiento es de cómo el teniente coronel Osinde, que fue el primer jefe de la SIDE en Argentina (en 1947) prácticamente dejó a un lado al Ministro del Interior del Dr. Campora, el Dr. Esteban Righi, y se negó a que fuerzas de la policía federal estuvieran custodiando el palco donde iba a hablar Perón; maniobra que tenía un propósito inconfesable: ocupar militarmente el palco con fuerzas nazi-fascistas como el CNU, lo que después provocaría la masacre de Ezeiza. El argumento de Osinde fue “no pongamos a la policía que es la imagen represiva de la dictadura”, y liberó el palco para que fueran pistoleros. Las fuerzas que respondían a montoneros, como la JP, fueron atacadas, agredidas. No fue un enfrentamiento, fue una masacre. Además en el hotel internacional de Ezeiza, personal de la custodia de Rucci, como el llamado Negro Corea, torturaron a prisioneros de la JP, de lo cual existen varios testimonios judiciales, empezando por el de Leonardo Favio, que actuó como maestro de ceremonias en el acto. ----------------------------------------------------------------------------------------
Preguntado que fuera por S.S. por pedido del Dr. Plo para que diga si entre el 25 de mayo de 1973 y el 6 de septiembre de 1974 supo si para asesinar a Rucci se utilizó el mecanismo de “escuchas” al teléfono de su familia, y si ese trabajo fue realizado por integrantes de la Juventud Peronista del gremio telefónico, supervisado por Montoneros, respondió: desconozco absolutamente. Ni oí nada de eso. ---------------------------------------------------------
Preguntado que fuera por S.S. para que explique todo cuanto sepa sobre cómo y quiénes debatían políticamente dentro de la Organización Montoneros durante 1973, y cómo y quiénes tomaban las decisiones; en particular, sobre operaciones militares abiertas contra objetivos políticos, respondió: lo que puedo decir es que Montoneros, lo que se conoce hoy como Montoneros, fue en realidad una especie de federación de organizaciones de diferentes orígenes políticos e ideológicos. Algunos provenientes del peronismo ortodoxo, otros del cristianismo radicalizado, otros del nacionalismo, otros de escisiones del Partido Comunista, etc. Había una gran complejidad ideológica y política. A grandes rasgos, había quienes tenían una formación más bien militar y quienes teníamos una formación más bien política. Se discutían en los ámbitos de la organización, desde esas diferentes perspectivas e incluso historias personales.
Preguntado que fuera por S.S. para que diga si, producto de su militancia, participó en reuniones en donde se discutió el asesinato de Rucci, respondió: posteriormente se discutió la repercusión pública, de forma negativa. Nunca estuve en una reunión donde se discutió el tema de manera previa.------------------
Preguntado que fuera por S.S. para que diga si presenció alguna discusión respecto de la conveniencia o no de asesinar a Rucci, respondió: no, jamás. Me enteré sorpresivamente de la muerte de Rucci en la casa de Cámpora. Entró Fernando Rehert, que era colaborador de Cámpora en San Andrés de Giles. Fue una conmoción. ------------------------------------------------------------------------------
Preguntado que fuera por S.S. para que explique todo cuanto sepa sobre el proceso de unificación de FAR y Montoneros; particularmente, si las decisiones de las dos organizaciones se unificaron antes que las propias organizaciones, respondió: no he participado de la conducción. Estaba en un rol subalterno. Lo viví en mi nivel. No era fácil. Eran culturas políticas distintas. La integración se fue dando a medida que avanzó el proceso represivo en el país. Dejó de importar quién venia de FAR y quién de Montoneros. Había un enemigo que era la dictadura militar. En momentos anteriores a la dictadura la procedencia política era importante. No le podría dar ninguna precisión de carácter orgánico. Fue un proceso largo, debido a los orígenes políticos distintos. Lo que nos unió fue el terror, como el país se iba metiendo en un cono de sombra. -------------------
Preguntado que fuera por S.S. para que diga todo cuanto sepa sobre si la decisión de asesinar a Rucci fue conjunta de las conducciones de FAR y Montoneros, afirmó: no tengo la menor idea. -----------------------------------------
Preguntado que fuera por S.S. para que diga si el asesinato de Rucci se perpetró para forzar, acelerar o tender a la unificación de las FAR y Montoneros, o para forzar o acelerar el paso de Montoneros a la clandestinidad, respondió: no creo que para forzar el paso de Montoneros a la clandestinidad.  Cuando se produjo un año más tarde, hubo muchos que estuvimos en franco desacuerdo, yo estuve algunos meses fuera de la organización por estar en desacuerdo con el paso a la clandestinidad. Siempre consideré que la respuesta a las agresiones de la Tripe A debía ser una respuesta política y no militar. ---------------------------------------------------------------------
Preguntado que fuera por S.S. para que diga si sabe el grupo operativo encargado del asesinato de Rucci tenía autonomía táctica, y cuál era el grado de dicha autonomía, respondió: no tengo la menor idea, ni conozco cómo estaba conformado ese grupo operativo. Imagínese que una operación de esas características es secreta. No solo para el gran público, sino para los propios miembros de las organizaciones. Hasta hoy subsisten dudas importantes en torno a la autoría. ----------------------------------------------------------------------------------
Preguntado que fuera por S.S. para que diga si ocupó algún cargo en el Gobierno de la Provincia de Buenos Aires entre Mayo de 1973 y Septiembre de 1974, respondió: no---------------------------------------------------------------------Preguntado que fuera por S.S. para que diga todo cuanto sepa sobre si Montoneros tenía alguna clase de control territorial sobre el lugar donde se cometió el asesinato de Rucci, al momento en que se cometió dicho asesinato, respondió: no tengo idea. ------------------------------------------------------------------
Preguntado que fuera por S.S. para que diga todo cuanto sepa sobre la forma en que Montoneros pudo muñirse de armamento, vehículos y otros elementos necesarios para llevar adelante el asesinato de Rucci, respondió:
No se -----------------------------------------------------------------------------------------
Preguntado que fuera por S.S. para que diga todo cuanto sepa sobre el lugar donde operaba la base logística, respondió: menos ---------------------------------Preguntado que fuera por S.S. para que diga si conoció, a través de su historia política, si después del asesinato de Rucci hubo una discusión interna, respondió: creo que la pregunta apunta a la creación de “Montoneros Lealtad”, pero eso se produce después del asesinato del padre Mujica. El Sr. Reato y otros falsificadores de la historia argentina, han afirmado que el asesinato de Mujica lo hicieron Montoneros. Eso es falso, fue la Triple A. recuerdo una conversación que mantuve con Hernán Benítez, confesor de Eva Perón, quien me formuló el siguiente dialogo. Me pregunto: “Miguel, ud sabe quién asesinó a Carlitos?” yo dije “sí, la Triple A. disparó el Subcomisario Almiron. Era jefe de la custodia de María Estela Martínez de Perón” y el Sr Benítez me preguntó: “ud cree en el carácter transitivo?”, dije que sí, que creía en el carácter transitivo.------------------ -----------------------------------------------------
Preguntado que fuera por S.S. por pedido del Dr Plo para que diga si afirmó en “Diario de un clandestino” (fines de mayo y primeros días de junio de 1973) “Ya está: por primera vez en mi vida soy oficialista y trabajo en la Presidencia de la República (…) Porque yo ya realizo tareas de inteligencia, pero para la Organización Montoneros”, afirmó: voy a rechazar esa pregunta por improcedente, porque es autoincriminatoria y policial. Tiende a que me autoincrimine y policial. Cuando llegué a la presidencia, García Rey me dijo que había que formar un grupo de inteligencia y por supuesto no le hice caso.----------
Preguntado que fuera por S.S. por pedido del Dr Plo para que diga si afirmó en su libro “El Presidente no fue”, al describir la confrontación de Ezeiza, que Bidegain (el ex Gobernador) participó activamente de una reunión del Consejo Superior de Montoneros, realizada en Managua, durante la revolución sandinista (abril de 1980) y que propuso incluso pasar ciertas cuestiones a votación, como efectivamente se hizo, afirmó: la verdad que no recuerdo. --------------------------------------------------------------------------------------
Preguntado que fuera por S.S. por pedido del Dr Plo para que diga si ratifica lo que afirmó en su libro “Lo que no dije”, de reciente aparición, respecto a Bidegain, en la página 55, refiriéndose a la reunión plena del Consejo Superior del Movimiento Peronista Montonero, realizada en Roma del 23 al 26 de enero de 1979: “se resolvió entonces que se iniciaran las deliberaciones bajo la presencia de don Oscar Bidegain, ex gobernador de la Provincia de Buenos Aires”: sí, lo ratifico. Son actas que yo mismo redacté. Esas actas referidas a la reunión de Roma de 1979 no se refieren a Bidegain como protagonista real político, sino como protagonista formal. Firmenich, por las razones que cuenta el libro, no había podido ejercer la presidencia, y protocolarmente le correspondía hacerlo al Dr Bidegain. Esto no significa, como la pregunta pretende hacer creer, que Bidegain tuviera una influencia decisiva en la política montonera. Al contrario, desgraciadamente, los viejos políticos peronistas, honestos, como el Dr Bidegain, no tuvieron un poder efectivo dentro del Movimiento Peronista Montonero. ---------------------------------------------------
Preguntado que fuera por S.S. para que diga si tiene algo más que agregar, respondió: yo quiero agrgear dos cosas: creo que esta querella, apoyada desde diversas instancias políticas y de inteligencia de la derecha peronista, tiende a recrear la falsa teoría de los dos demonios y a implementar algo que jurídicamente es totalmente inaceptable que es que las acciones de la guerrilla fueron crímenes de lesa humanidad equiparables a los cometidos por el aparato del estado durante la época de la Triple A y durante la dictadura militar. Esto es falso y se contrapone a los tratados internacionales que Argentina ha firmado en materia de derechos humanos y que tienen vigencia de ley. Eso en lo que hace al aspecto general. Además, me llama la atención que uno de los fiscales referentes del 18 F, Ricardo Saenz, “twiteara” hace dos días que mis declaraciones ante este tribunal servirían para lo contrario de lo que digo: que se consideren crímenes de lesa humanidad acciones de los montoneros. Por último, quisiera referirme a los escritos presentados con mi abogada, la Dr. Myriam Bregman, en los que he denunciado el intento de linchamiento mediático por parte de los querellantes Aníbal y Claudia Rucci con el padrinazgo evidente y ostensible del Sr Ceferino Reato que ha llegado a la bajeza inconmensurable de publicar en el diario Perfil fotos del atentado a Rucci y su cadáver conjuntamente con fotos de mi familia, mi difunta esposa, Silvia Estela Pérez de Bonasso, mis hijos pequeños y otras fotos que me fueron sustraídas sin mi autorización, lo que viola diversas disposiciones legales; que hacen al derecho a la intimidad e incluso al derecho de autor. Quisiera agregar que contrariamente a lo sostenido en algunos medios por el Sr Reato y querellantes, nunca rehuí la acción de la justicia ni mi presentación ante este tribunal. Siempre estuve a derecho. Lo que si hice fue presentar un escrito denunciando el carácter persecutorio e intimidatorio de la querella que no se le hacen a un hombre de bien, sino a un delincuente, a un delator. .--------------
Por lo que no siendo para más se dio por finalizado el presente acto, previa lectura y ratificación de lo aquí expuesto, en viva voz, firmando el compareciente, después de SS y ante mi, de lo que DOY FE.---------------------

seguir en redes sociales

facebook

twitter

LIBRO ELECTRÓNICO

OTRAS OPCIONES DE E-BOOK

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...